Cuba en Línea

Tu mundo virtual

Poemas/cuentos literarios

Información

Poemas/cuentos literarios

Una nota: aquí "cuentos" son cuentos literarios y no chistes. Para chistes, vean por favor el grupo "Carcajadas."

Miembros: 17
Última actividad: Feb 19

Foro de conversación

A PEDRO EN MARDUK

Iniciada por René Dayre Abella Hernández May 12, 2011.

MIS NUEVOS POEMAS EN LETRALIA http://letralia.com/241/letras10.htm

Iniciada por René Dayre Abella Hernández Nov 7, 2010.

Creacion del 'Rinconcito Poetico' y 'Cuentistas de Cuba en Linea'.

Iniciada por Evelio Carballo Padre e Hijo Mar 16, 2009.

Muro de comentarios

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Poemas/cuentos literarios para agregar comentarios!

Comentario de Mabel González Arró el octubre 2, 2013 a las 11:54am

Saludos a todas y todos

En estos dias compartire con ustedes algunos de mis poemas.

Comentario de René Dayre Abella Hernández el septiembre 17, 2010 a las 1:38am
¿Cómo publicar un poema en este espacio?
Gracias.
René Dayre
Comentario de carlos vasallo el septiembre 17, 2010 a las 12:46am
- Otra vez tú !!! - decían sus miradas.
Envidiosas, de reojo la miraban subirse al pedestal. Era ella la elegida, la modelo.
Una cintura perfecta que marcaban las curvas más peligrosas de la delgadez... perfecta. La mejores prendas estaban en su piel lisa. Había salido caro tenerla ahí. Pero siempre supieron que era la mejor modelo cuando la compraron.
La gente que caminaba, se detenía para mirarla. A ella, por encima de las otras tres. Hombres que pasaban llevaban su mirada a su par de senos redondos y firmes, luego miraban sus ojos brillantes, llenos de vida. Azules como el mar más profundo, azules como el cielo mezclado con la noche. Pareciera mentira que no fuera verdad la mentira más hermosa!!!
Mientras que las mujeres que pasaban, pedían siempre a la vendedora la ropa que llevaba ella. La lucía, la vendía...
Ser la mejor costaba un precio. Envidia, no tenerlas como amigas.
Una mañana las calles desiertas que volvían a vestirla la enfundaron en un blanco y sedoso vestido. Ese que toda mujer sueña ya convencida de que será el mejor de la ocasión. Para ese día único en la vida. Para ese día que nos juran amor.
Diseño de prestigioso diseñador francés Francis Piero que ella lo llevaría a lo más alto, dejando atrás al resto insignificantes muñecas de madera sin corazón. Egoístas que solo miraban y comparaban que escogerían para las otras. Por eso estaban opacas de cólera, sin brillo en los ojos. Sin vida.
El vestido que nunca podría hacer realidad su sueño. Estaba clavado en su cuerpo. Cuando lo vio detergerse ante ella. La miró de abajo hacia arriba mientras pasabas sin pensar detenerse y al ver su rostro, retrocedió sus pasos para clavar su mirada, su porte varonil. Perfecto hombre de carne y hueso sobre los ojos de la novia. Nunca nadie la miró así de esa manera. Nunca nadie la vio con tanto amor, como una mujer de carne y hueso. El extraño la amó en esos veinte segundos y luego se marchó, para nunca más volverla a ver.
No tardó en venderse. Alguien llamó cuarenta minutos después. Una mujer que en dos meses se casaría sabía que era exclusivo de Francis, lo había visto en su desfile en París unas semanas atrás. Sabía que era ese y no otro.
Esa misma tarde una joven llega, es hermosa. Ansiosa clavó la vista en el vestido, su vestido. Era ella, la novia, la verdadera.
Hola. Buenas tardes. Que desea señorita.
Buenas. Vengo por el vestido de Francis, el que encargué esta mañana...quiero pagarlo ya mismo!
Muy bien pase por aquí y tome asiento. Recuerde el contrato que nosotros le comentamos por teléfono esta mañana. Como comerciantes firmamos con la marca de Francis Piero que el vestido se exhibiría por una semana en nuestra vidriera, pasada la semana podrá retirarlo.....
Entendí totalmente..- interrumpe simpáticamente- y estoy feliz de haber llamado a tiempo, gracias a Dios mi prometido pasó y vio el vestido esta mañana.... el lo reconoció de inmediato sabía que yo había quedado encantada con el desfile en París donde fuimos juntos..
Ahí estaba la novia, que nunca podrá ser novia. Bella, radiante escuchándolo todo. Virgen eterna. Enamorada de aquel amante que simplemente pasó y se fue.
No estaba enamorada de ella. No era a ella a quien miraban esa mañana. El amaba a otra, una mujer.
Así pasaron los días y años, nunca lo puedo olvidar hasta que poco a poco el tiempo le opacó el brillo de sus ojos, la realeza de su piel.
Ya desnuda. Un cuerpo esperaba en el basural. Había sido la más hermosa, la principal..
Ahora estaba desecha, era un desecho inmóvil en el cementerio de la basura del olvido.
Su corazón siempre estuvo sepultado pero podía latir y aún así seguiría palpitando, aunque nunca nadie se detuvo a escucharlo en el otro lado del cristal.
Novia de nadie. Virgen eterna.

Comentario de carlos vasallo el septiembre 17, 2010 a las 12:08am
Siempre había oído decir que yo era un ser simplemente perfecto, un genio con unas habilidades innatas fuera de lo común, admirado por todos los que me rodeaban y seleccionado entre la comunidad científica, para abrir las puertas de un nuevo mundo donde las reglas habían cambiado milagrosamente.
Nunca tuve una relación convencional de familia, ellos decidieron que no la necesitaba y por lo tanto, nadie se preocupó en pensar las carencias que ello me produciría; pero yo anhelaba ser querido por mi mismo y no ser sólo el resultado de un mero experimento para conseguir un fin.
Tras un alto porcentaje de fracasos consiguieron clonarme con éxito y el calvario de mi vida comenzó a gestarse día tras día. Nadie pensó que a parte de todas las células de su cuerpo, también clonarían sus recuerdos y su alma, así que cargue con la pesada maleta de un pasado que me acompañó desde un principio marcando cada uno de mis actos.
Me rebelé por todo ello ante el asombro de mis creadores, mutando todas esas experiencias y transformándolas en una página en blanco que me permitiera descubrir por mi mismo, sensaciones y sentimientos que de alguna manera me proporcionaran mi propia identidad para así dejar de ser una mera copia de la suya.
Algunas veces cuando él viene a visitarme, me miro en sus profundos ojos que ahora también son los míos, y noto como está latente en mí, marcando mi existencia inexorablemente. Se que su final se acerca sin remedio, y tengo muy claro, que ellos seguirán hurgando en mis entrañas, presintiendo que en un futuro no muy lejano volveré a mirarme de nuevo en esos ojos, renovadamente infantiles.

Comentario de carlos vasallo el septiembre 16, 2010 a las 10:38pm
!! amor impocible!!

Entre los arbustos de la espesa selva africana se encontraron una vez una hermosa Cebra y un vagabundo León.
Quedó de tal manera sorprendido el León con la belleza de dicha Cebra, que, contra cualquier ley de natura, se enamoró de ella.
Pero la hermosa Cebra, invadida por el miedo, huyó sin descanso del León aquél, sin saber que él solo la perseguia con la intención de amarla.
Después de mucho tiempo y esfuerzo, logró escapar la Cebra del León aquél, que quedó sumido en la tristeza preguntandose si algún día la volvería a ver.
(y si, algún día la volverá a ver)

Comentario de carlos vasallo el septiembre 16, 2010 a las 9:52pm
!! todo tiene su precio !!

Entraron sin emitir sonido alguno, tan callados como sombras. Solo el susurro del viento entre los árboles interrumpía aquella silenciosa noche sin luna.
El estrecho pasillo separaba al trío de su destino, de su tesoro. Avanzaron con cautela, siempre en formación. Moviéndose como espectros por los puntos ciegos de las cámaras. Por el trayecto dejaron pasar muchas antigüedades, que, aunque valiosas, solo eran baratijas para ladrones de su calibre. No, solo un premio mayor era digno de ellos.
Antes de la medianoche los dos hombres y la mujer se encontraron frente a la puerta de la bóveda, hecha de titanio reforzado, sin duda lo mejor que el museo pudo conseguir. La observaron con indiferencia; nada que no pudieran sortear. El más bajo acercó su oído y dio suaves golpecitos al metal.
-¿Puedes abrirla?- preguntó la mujer.
-Eso creo- respondió su compañero.
Sacó de su cinturón una extraña herramienta, tenía forma de manubrio de bicicleta, pero con una exagerada cantidad de botones en el mango. La máquina emitió un suave pitido, con un desliz una pequeña extensión surgió del aparato. El ladrón lo introdujo con destreza en el orificio de la intrincada cerradura, de inmediato comenzó a presionar botones en un indescifrable patrón. Sus compañeros lo miraban expectantes, conscientes de la lucha silenciosa que se libraba entre hombre y tecnología. La máquina dio la luz verde y entre los tres abrieron la puerta.
-Buen trabajo- dijo la mujer.
El hombre asintió levemente y guardó a su amigo mecánico. Con aquel invento podrían hacerse ricos, pero ni el dinero ni la fama igualaban la pasión de robar lo invaluable.
La mujer hizo un gesto para que sus compañeros la siguieran dentro de la bóveda. Tuvieron que sobrepasar los sensores de movimiento, pero fuera de eso nada se interpuso entre ellos y su tesoro.
Llegaron a su destino, allí, en una vitrina al centro de la habitación, se encontraban algunas de las joyas más antiguas de la historia. Una sonrisa de triunfo se dibujó en el rostro de los ladrones. La burda exposición del museo no podía siquiera emular la belleza de las reliquias originales. Un juego de piezas que representaban cualidades de la esencia humana, pasión, miedo, alegría, todo finamente labrado en oro. Sin embargo, todavía era demasiado pronto para cantar victoria. Con un hábil movimiento la líder cortó el cristal, su precisión era legendaria, y no disparó ninguna alarma.
Entrevieron el resplandor de las joyas sin distorsión alguna; casi podían sentir cómo éstas los llamaban a tomarlas, cada vez con más fuerza.
La líder le hizo una señal al último integrante del equipo, el novato. Éste se acercó y con un pequeño aparato fue recogiendo una a una las piezas, dejando en su lugar pequeños espejos para desviar los sensores. Finalmente solo quedó la pieza central, un rostro agónico que recogía el dolor de un alma traicionada. El ladrón repitió la operación y sostuvo la reliquia entre sus manos, pero algo lo detuvo. Dentro de su mente pudo oír el lamento de una persona, intenso, desgarrador. Miró a sus compañeros, que permanecían impasibles, pero observándolo como si entendieran lo que pasaba. La voz fue aumentando de volumen hasta volverse grito, quiso gritar él también, pedir ayuda, pero no salían sonidos de su garganta. Sintió cómo su cuerpo se ponía rígido y el entorno se iba agrandando. Todo eso antes de caer en la oscuridad.
La líder recogió las piezas. Lo habían conseguido, un tesoro de milenios de antigüedad, y solo les costó un simple engaño. Un alma por otra. Ella y su compañero se retiraron, dejando en la vitrina un juego nuevo de piezas como pago.

Comentario de Alexis Díaz Pimienta el julio 25, 2010 a las 5:34pm
Algunos de mis libros



Comentario de Alexis Díaz Pimienta el julio 25, 2010 a las 5:32pm
Saludos y abrazos a todos los miembros. Espero colaborar con algunos poemas y cuentos. Gracias
Comentario de Daritza Fernandez Rodriguez el agosto 29, 2009 a las 7:22pm
Hoy me desperté contigo a mi lado,
me sentí llena toda, sentí por fin que era amada
sentí que ya no estaba sola, pero mañana se acaba
Mañana yo cogeré mi maleta y regresaré
a mi sitio, a mi vida, a mi mundo, a mi soledad
a mi tristeza, a donde ya no hay con quien despertar
a donde ya no te puedo sentir, donde ya
no te puedo tocar, donde no esta tu
respiración ni tu aliento, ni tu olor
a donde no hay nada de ti pero si todo de mi.
Mañana me echaras de menos
y me extrañaras tanto como yo a ti,
y yo sufriré pero reiré, si, por que se
que al fin te has dado cuenta que me amas
¿acaso estoy equivocada?
no, mi corazón me dice que no,
que mi desespero no a sido en vano,
que mis noches sin dormir no han sido
un fracaso, y que mi locura a
llegado a su final.
¿Sabes cuantas noches te e echado de menos?
una, mil, ya perdí la cuenta, pero ahí estás,
tu, solo, desesperado, sin saber que hacer
ni como decir que me amas,
pero eso no importa, yo lo diré por ti, y por mi
yo gritare a los cuatro vientos que por fin me amas,
yo les diré a todos que ya eres mío, que yo soy tuya
que ya nada nos separa, ni la luna ni el sol
ni la distancia.
Y volveré a ti, pasado mañana, y te amare
y te haré sentir que no hay nadie mas en el mundo
que yo soy todo, que tu no eres nada
y entonces te mirare a los ojos
y te diré no llores mi vida, se termino la distancia.
Comentario de Daritza Fernandez Rodriguez el agosto 29, 2009 a las 5:38am
Gracias David, pero no creo que sea así, solo escribo lo que me nace en esos momentos, lo cual me ayuda mucho en los momentos mas difíciles, en fin que te agradezco mucho que te gustara, un saludo
 

Miembros (17)

 
 
 

¡Importante!

Las opiniones expresadas por los miembros de esta comunidad virtual no representan las opiniones de Cuba en Línea, EnLinea Media, sus directores, u otros miembros.

Cuba en Línea es un sitio APOLITICO Y NO POLEMICO con sede en Miami, Florida, cuya meta es facilitar y estimular el contacto y la armonía entre todos los cubanos, donde quiera que vivan. Para lograr esta armonía, preferimos no enfocar en la política. Para hablar de política, hay muchos otros sitios; preferimos conservar un espacio neutral para la amistad y para compartir experiencias positivas.

Recuerda que cada palabra e imagen publicadas permanecen en línea, visible a todos. Cuba en Línea no acepta discusión de temas ilegales, material obsceno, incitamiento al odio o a la violencia, o promoción comercial de parte de sus miembros. Esperamos que todos los miembros siempre se comporten con decoro y respeto hacia los demás miembros. Ofensas personales no estan permitidas.

Si tienes alguna queja de material ofensivo, puedes reportarlo mediante el enlace "Informar un problema" que aparece abajo al final de la página, o pulsa aquí.

Esperamos además que Cuba en Línea sea tu segundo hogar, una fuente de orgullo y comunicación con tu familia y amistades.

© 2009-2017 EnLinea Media

© 2018   Creada por Cuba En Linea.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio